Health Encyclopedia Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Si su hijo tiene bronquitis aguda

Corte transversal de un bronquiolo donde puede verse la vía respiratoria abierta.
A healthy airway allows a clear passage for air.

La bronquitis aguda se produce cuando los bronquios (vías respiratorias en los pulmones) se infectan o se inflaman. Normalmente, el aire entra y sale de estas vías respiratorias fácilmente. Cuando un niño tiene bronquitis aguda, los bronquios se estrechan y es más difícil que el aire entre y salga de los pulmones. Este problema causa falta de aliento y tos o silbidos al respirar. La bronquitis aguda suele desaparecer sin tratamiento en unos días o unas cuantas semanas.

¿Cuáles son las causas de la bronquitis aguda?

  • Un resfriado o gripe (la mayoría de los casos)

  • Una infección bacteriana

  • La exposición a irritantes, como el humo del tabaco, el esmog y los productos para limpieza del hogar

  • Otros problemas respiratorios, como el asma

¿Cuáles son los síntomas de la bronquitis aguda?

Una vía respiratoria inflamada obstruye (bloquea) el flujo de aire.
An inflamed airway blocks airflow.

La bronquitis aguda generalmente aparece de manera repentina, a menudo después de un resfriado o una gripe. Estos síntomas pueden ser los siguientes:

  • Respiración ruidosa o con silbidos.

  • Acumulación de flema en las vías respiratorias y los pulmones.

  • Fiebre leve y escalofríos.

  • La piel que rodea las costillas se mete hacia adentro cuando el niño inhala (retracción del pecho), lo que es un signo de respiración dificultosa.

  • Expectoración (expulsión al toser) de flema de color amarillo-grisáceo o verde.

¿Cómo se diagnostica la bronquitis aguda?

La historia clínica de su hijo, un chequeo y ciertas pruebas pueden ayudar al proveedor de atención médica del niño a diagnosticarle la bronquitis. Durante el chequeo, el proveedor le auscultará (escuchará) el pecho a su hijo y le examinará los oídos, la nariz y la garganta. Además podrían hacerle una o más de estas pruebas:

  • Cultivo de esputo. Podría examinarse el líquido de los pulmones de su hijo para ver si contiene bacterias. Según la edad de su hijo, esta prueba es opcional porque es difícil obtener una muestra de niños pequeños.

  • Radiografía del tórax (pecho). Podrían hacerle una radiografía de tórax a su hijo para ver si hay una infección bacteriana de los pulmones (neumonía).

  • Otras pruebas. Podrían hacerle otras pruebas al niño para determinar si existen otros problemas, como alergias o asma. Quizás se derive a su hijo a un especialista para estas pruebas.

¿Cómo se trata la bronquitis aguda?

El mejor tratamiento de la bronquitis aguda es el alivio de los síntomas. Los antibióticos generalmente no son útiles porque son virus los que causan la mayoría de los casos de bronquitis aguda. Para aumentar la comodidad de su hijo, haga lo siguiente:

  • Dele mucho líquido, como agua, jugo o sopa tibia. Los líquidos aflojan la flema, lo que ayuda a su hijo a respirar con más facilidad. Además, previenen la deshidratación.

  • Asegúrese de que su hijo duerma lo suficiente.

  • Mantenga su casa libre de humo.

  • Para aliviar los síntomas, use las versiones pediátricas de medicamentos. Consulte con su proveedor de atención médica sobre todos los productos de venta libre antes de usarlos, incluso el jarabe para la tos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos desaconseja el uso de medicamentos para la tos o el resfriado en niños menores de 4 años. Use con cuidado estos medicamentos cuando se los dé a niños de entre 4 y 11 años.

  • No le dé aspirina (ni medicamentos que contengan aspirina) a un niño menor de 19 años, a menos que se lo indique el proveedor del niño. Tomar aspirina puede hacer que el niño corra riesgo de padecer síndrome de Reye. Este es un trastorno poco frecuente, pero muy grave, que normalmente afecta el cerebro y el hígado.

  • Nunca le dé ibuprofeno a un bebé de 6 meses o menos.

Si se recetan antibióticos

El proveedor de atención médica de su hijo le recetará antibióticos solo si el niño tiene una infección bacteriana. En tal caso, haga lo siguiente:

  • Asegúrese de que el niño se tome todo el medicamento, aunque se sienta mejor. Si no lo hace, la infección puede reaparecer.

  • Asegúrese de que su hijo tome el medicamento de la forma indicada. Por ejemplo, algunos antibióticos deben tomarse con la comida.

  • Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo o un farmacéutico sobre los efectos secundarios que podrían surgir con el medicamento, y lo que se puede hacer al respecto.

Prevención de infecciones en el futuro

Para que su hijo se mantenga sano, haga lo siguiente:

  • Enséñele a lavarse las manos a menudo. Es la mejor manera de prevenir la mayoría de las infecciones.

  • No deje que nadie fume en su casa ni en las cercanías de su hijo.

  • Considere que los menores entre los 6 meses y los 18 años reciban la vacuna antigripal todos los años. La vacuna se recomienda para niños pequeños porque estos tienen mayor riesgo de contraer gripe, y esta puede ocasionar bronquitis.

Consejos para lavarse las manos correctamente

Use agua corriente limpia y mucho jabón. Haga una buena cantidad de espuma.

  • Limpie bien toda la mano, debajo de las uñas, entre los dedos y hasta las muñecas.

  • Lávese durante al menos 20 segundos (lo que dure recitar el alfabeto o cantar “Cumpleaños feliz”). No se limite a lavar superficialmente; frótese bien.

  • Enjuáguese bien. Enjuáguese bien las manos, dejando que el agua le corra de los dedos hacia abajo y no hacia las muñecas.

  • Si está en un cuarto de baño público, use una toalla de papel para cerrar el grifo y abrir la puerta.

Cuándo obtener atención médica 

Llame al proveedor de atención médica si su hijo sano tiene lo siguiente:

  • Fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación)

  • Síntomas que empeoran o síntomas nuevos

  • Síntomas que no mejoran en un plazo de una semana, o al cabo de 3 días de estar tomando antibióticos

  • Infecciones en los bronquios que vuelven a aparecer

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 si su hijo tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar.

  • La piel que rodea las costillas se mete hacia adentro cuando el niño inhala (retracciones).

  • Dificultad para respirar o no puede hablar.

  • Color azulado, violeta o gris en la piel, en especial en los labios.

  • Dificultades para hablar o para tragar.

  • Pérdida del conocimiento o mareos.

  • Actividad parecida a una convulsión

  • Falta de aliento o silbidos al respirar

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Existen distintos tipos de termómetros digitales. Estos incluyen uno para la boca, el oído, la frente (temporal), el recto o la axila. La temperatura tomada en el oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura por boca hasta que su hijo tenga, por lo menos, 4 años de edad.

Use el termómetro rectal con cuidado, ya que puede perforar el recto accidentalmente y transmitir microbios de las heces. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, use uno de otro tipo. Cuando hable con el proveedor de atención médica de su hijo, infórmele qué tipo usó para tomar la temperatura del niño.

A continuación, hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes.

Bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100,4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37,2 °C) o más alta

Niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38,9 °C) o más alta

  • En la axila: 101 °F (38,3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o más

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN CCRC
Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Última revisión: 1/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About The StayWell Company, LLC.