Eccema dishidrótico

¿Qué es el eccema dishidrótico?

El eccema dishidrótico (llamado también dishidrosis o ponfólice) es una afección crónica de la piel. Produce una sensación de ardor y picazón. El eccema dishidrótico grave quizás también produzca un sarpullido con ampollas. Puede afectar las palmas y los costados de los dedos en las manos, así como las plantas de los pies. Es más común en las personas de entre 20 y 50 años, pero puede aparecer a cualquier edad.

La piel se compone de varias capas. La capa externa es la epidermis, y debajo de esta está la dermis. La dermis tiene vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas, raíces capilares y glándulas sudoríparas. Cuando hay un eccema, la piel se inflama. Las células inflamatorias del sistema inmunitario invaden la epidermis. Irritan y destruyen algunos tejidos que se encuentran allí. El eccema es común. También se lo conoce como dermatitis atópica.

El eccema dishidrótico es una forma específica de esta inflamación en la piel. Puede causar síntomas de leves a graves. En algunos casos, los síntomas desaparecen en unas semanas sin tratamiento o usando simplemente crema para manos. Con frecuencia, se produce durante meses o años.

¿Cuáles son las causas del eccema dishidrótico?

Los especialistas siguen trabajando para comprender qué lo causa. Sin embargo, algunos factores pueden aumentar el riesgo de tenerlo, entre ellos los siguientes:

  • Haber tenido dermatitis atópica

  • Tener alergias, como la rinitis alérgica

  • Estar expuesto a alérgenos o irritantes, como determinados metales

  • Tabaquismo (fumar)

  • Recibir radiación UV

  • Tener glándulas sudoríparas hiperactivas

Hay ciertas cosas que pueden desencadenar episodios, por ejemplo:

  • El estrés

  • El clima muy frío o muy caliente

  • El aire muy seco o muy húmedo

¿Cuáles son los síntomas del eccema dishidrótico?

Con frecuencia, el primer síntoma es la picazón repentina en las palmas y los costados de los dedos en las manos o en las plantas de los pies. Luego, es posible que empiecen a aparecer unas ampollas pequeñas llenas de líquido (vesículas). Estas ampollas provocan picazón más intensa y dolor. Es posible que se agranden. En algunas personas, estos síntomas pueden causar muchos problemas en sus actividades cotidianas. Las ampollas suelen durar unas semanas hasta que se secan y se desprenden.

Es más probable que el eccema dishidrótico afecte las manos más que los pies. En la mayoría de los casos, los síntomas se producen tanto en las manos como en los pies.

Algunas personas tienen síntomas en episodios frecuentes, que pueden ocurrir aproximadamente todos los meses durante meses o años. Con el tiempo, es posible que se produzca una dermatitis crónica en la mano que provoque más síntomas, entre ellos los siguientes:

  • Piel enrojecida y dura

  • Piel que se escama y se desprende

  • Grietas en la piel

  • Cambios en el color de las uñas

¿Cómo se diagnostica el eccema dishidrótico?

Un proveedor de atención médica general o un dermatólogo pueden diagnosticar esta afección. El dermatólogo es un proveedor de atención médica que se especializa en enfermedades de la piel.

Su proveedor le preguntará sobre sus antecedentes médicos y sus síntomas. Infórmele si tuvo un posible contacto con algún irritante. También le harán una exploración física. Su proveedor tendrá que comprobar si los síntomas no se deben a otras afecciones. Entre ellas, se incluyen la dermatitis alérgica de contacto, la tiña, el herpes o una enfermedad autoinmunitaria poco frecuente. Es posible que también le hagan las siguientes pruebas:

  • Raspado o biopsia de la piel. Se hace para revisar si hay una infección u otras causas del sarpullido.

  • Pruebas de alergia en la piel o prueba del parche. Es una prueba para revisar si hay causas relacionadas con alergias.

  • Análisis de sangre. Sirven para revisar si se trata de una causa autoinmunitaria.

¿Cómo se trata el eccema dishidrótico?

Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Crema o loción hidratante. Sirve para tratar la piel seca.

  • Pomada con esteroides. Ayuda a reducir la inflamación.

  • Cremas inhibidoras de la calcineurina. También pueden reducir la inflamación.

  • Esteroides que se toman por la boca (vía oral). Se usan para los síntomas más graves.

  • Drenaje de ampollas muy grandes. Puede aliviar el dolor.

  • Tratamiento con psoraleno y luz ultravioleta (PUVA). Se usa para tratar a personas con síntomas crónicos e intensos.

  • Otros medicamentos. Se han aprobado otros medicamentos biológicos inyectables más selectivos, como el dupilumab, para tratar el eccema. De los primeros datos se desprende que también puede ser útil para tratar el eccema dishidrótico.

Tendrá que usar crema o loción humectante todos los días. Así podrá tratar la sequedad de la piel a medida que sanan las ampollas. Si los síntomas no disminuyen, es posible que necesite más pruebas para revisar si hay otras posibles causas de sus síntomas.

¿Cuáles son las complicaciones posibles del eccema dishidrótico?

Esta afección en ocasiones puede dejar que las bacterias (como los estafilococos) infecten la piel. Su proveedor de atención médica quizás haga un hisopado en la piel para analizar si hay alguna infección, que se puede tratar con antibióticos.

Cómo vivir con el eccema dishidrótico

El cuidado general de la piel también puede ayudar a limitar la frecuencia y la intensidad de los síntomas. Su proveedor de atención médica puede recomendarle lo siguiente:

  • Usar agua tibia en vez de caliente

  • Usar limpiadores suaves sin fragancias

  • Asegurarse de que las manos quedan bien secas

  • Usar crema o vaselina para proteger las manos después de secárselas

  • Usar guantes sin látex para lavar los platos

  • Usar guantes si el clima está frío o húmedo

  • Evitar los posibles irritantes, como detergentes, disolventes o productos para el cabello

  • Evitar los climas extremos siempre que sea posible

Reducir el estrés también puede ayudar a limitar los síntomas.

Información importante sobre el eccema dishidrótico

  • El eccema dishidrótico es un tipo de inflamación de la piel. Produce una sensación de ardor y picazón, así como un sarpullido con ampollas.

  • Puede afectar las palmas y los costados de los dedos en las manos, así como las plantas de los pies. En algunas personas, los síntomas pueden ser bastante intensos.

  • Es posible que tenga que hacerse algunas pruebas para diagnosticar la afección.

  • Las pomadas con esteroides y las cremas o lociones hidratantes son algunos tratamientos para esta afección.

  • El cuidado general de la piel puede ayudar a limitar la frecuencia y la gravedad de los síntomas.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Michael Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Última revisión: 3/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.