Sedación para un procedimiento

¿Qué es la sedación para un procedimiento?

La sedación para un procedimiento se utiliza para calmar a una persona antes y durante un procedimiento. Consiste en administrar sedantes o analgésicos. Estos medicamentos ayudan a aliviar la molestia, el dolor y la ansiedad. Generalmente, se administran mediante una sonda intravenosa en el brazo. También puede ingerirlos o recibirlos en forma de inyección.

Mientras esté bajo este tipo de sedación, se le realizará el procedimiento. El equipo médico controlará cuidadosamente su corazón y su respiración. La mayor parte del tiempo estará despierto pero con mucho sueño. Pero puede que no recuerde nada después.

El nivel de sedación puede variar. Puede ir desde muy poco hasta bastante profundo. Las personas que solo necesitan un poco pueden responder normalmente a preguntas y peticiones. Si se le aplica un nivel de sedación más profundo, es posible que necesite cierta estimulación para responder. Sin embargo, no entrará en un estado de sueño profundo. Eso sería anestesia general.

¿Por qué podría necesitar sedación para un procedimiento?

La técnica se usa para muchos procedimientos. El objetivo es reducir el dolor, la ansiedad y los recuerdos desagradables de un procedimiento. También puede hacer que el procedimiento sea más efectivo. Por ejemplo, sentirse relajado puede facilitar el arreglo de un hueso roto.

La sedación para un procedimiento se utiliza solo para procedimientos cortos y sencillos. No se usa para cirugías complejas. Algunos procedimientos que usan este tipo de sedación son, por ejemplo:

  • Realineación de huesos o articulaciones, para corregir un hueso roto o una articulación dislocada

  • Biopsia de mama para evaluar un bulto en la mama

  • Broncoscopia para evaluar afecciones pulmonares

  • Cirugía dental

  • Cardioversión eléctrica, para restablecer el ritmo cardíaco normal

  • Endoscopia para problemas gastrointestinales

  • Punción lumbar, para controlar una enfermedad neurológica

  • Cirugía menor de un pie o de la piel

¿Cuáles son los riesgos de la sedación para un procedimiento?

La sedación para un procedimiento es una práctica bastante segura. Sus propios riesgos pueden ser algo diferentes. Dependen de su edad y de cualquier otra afección de salud que pueda tener. También dependerán del tipo de sedación que le administren.

Algunos de los posibles efectos secundarios son:

  • Cambios en la frecuencia cardíaca y la presión arterial (en raros casos).

  • Frecuencia respiratoria más baja

  • Dolor de cabeza

  • Inhalación del contenido del estómago en sus pulmones (en raros casos).

  • Náuseas y vómitos

  • Recuerdos desagradables de la experiencia

Por lo general, los efectos secundarios no revisten gravedad. Su equipo médico puede prevenir muchos de estos vigilándolo atentamente durante el procedimiento. Algunos de los efectos secundarios suelen desaparecer poco después del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una sedación para un procedimiento?

Le dirán cómo debe prepararse para el procedimiento. Informe a su proveedor de atención médica sobre lo siguiente:

  • Sus antecedentes médicos

  • Cualquier problema anterior con la sedación o la anestesia

  • Cualquier síntoma reciente, como fiebre repentina

  • Cualquier medicamento que esté tomando, incluidos los medicamentos recetados, los de venta libre como aspirina, o cualquier vitamina, producto a base de hierbas o suplementos

Si es necesario, debe dejar de fumar antes del procedimiento. Eso ayudará a reducir la posibilidad de problemas. Debe seguir las instrucciones de su proveedor sobre cuándo dejar de comer y beber antes del procedimiento programado. La sedación para un procedimiento puede utilizarse en caso de emergencia, incluso si la persona ha comido recientemente. También tendrá que hacer arreglos para que haya alguna persona disponible para llevarlo a su casa después del procedimiento.

En algunos casos, tal vez necesite otras pruebas para controlar su estado de salud antes del procedimiento. Por ejemplo:

  • Análisis de sangre básicos para ver si tiene anemia o infecciones

  • Una radiografía de pecho para observar el corazón y los pulmones

  • Electrocardiograma para revisar el ritmo cardíaco

¿Qué sucede durante la sedación para un procedimiento?

Pregunte a su proveedor de atención médica qué sucederá cuando esté bajo los efectos de la sedación. Solo lo harán aquellas personas que tengan una capacitación especial en sedación. Es posible que el procedimiento se realice en un hospital o en un establecimiento de cirugía ambulatoria.

En líneas generales, sucederá lo siguiente:

  • Le administrarán estos medicamentos mediante una vía intravenosa (IV) (generalmente a través de una vena en el brazo). O puede que reciba una inyección. Estos medicamentos también podrían administrarse por boca con un sorbo de agua.

  • Si recibe los medicamentos a través de una vía intravenosa, podrá sentir los efectos muy rápidamente.

  • Debería empezar a sentirse relajado y somnoliento.

  • Su respiración y su presión arterial pueden bajar un poco. Pero no debería necesitar ayuda para respirar. Puede que le den algo de oxígeno adicional a través de una máscara.

  • Durante el procedimiento, vigilarán atentamente su frecuencia cardíaca, su respiración y su presión arterial.

  • Es probable que permanezca despierto todo el tiempo. Si se duerme, podrán despertarlo fácilmente de ser necesario. Debería sentir poco o nada de dolor.

  • Cuando termine el procedimiento, se detendrá la administración de los medicamentos. Debería volver a la conciencia normal con bastante rapidez.

¿Qué sucede después de la sedación para un procedimiento?

Puede que tenga un leve recuerdo del procedimiento. O que no lo recuerde en absoluto. Probablemente seguirá estando algo somnoliento por un tiempo después del procedimiento. Lo seguirán vigilando atentamente hasta que esté completamente despierto y alerta.

Debería poder irse a casa una o dos horas después del procedimiento. Planifique que un adulto responsable lo lleve a casa y se quede con usted al menos unas horas. Según el motivo de la sedación, puede recibir más indicaciones. Por ejemplo, puede ser necesario mantener elevada la zona de una incisión quirúrgica.

Los efectos secundarios, como dolor de cabeza y náuseas, generalmente se van rápidamente. Sin embargo, informe a su proveedor de atención médica si estos efectos persisten. Según el procedimiento que le hayan realizado, quizás necesite tomar algún medicamento analgésico para aliviar el dolor.

Por lo general, podrá volver a su dieta normal y a la mayoría de sus actividades habituales poco después de la intervención. Pero no conduzca ni tome ninguna decisión importante durante 24 horas como mínimo. Asegúrese de seguir todas las instrucciones para sus cuidados posteriores al procedimiento. Tome también los medicamentos según las indicaciones. Según el procedimiento, es posible que necesite tratamientos adicionales o procedimientos de seguimiento.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse a la prueba o al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Todd Campbell MD
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.