A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Cirugía de trasplante de menisco

¿Qué es la cirugía de trasplante de menisco?

La cirugía de trasplante de menisco es un tipo de operación que reemplaza su menisco faltante o dañado por un menisco de un donante fallecido. La cirugía suele hacerse con anestesia general.

Su rodilla tiene dos piezas de cartílago en forma de cuña, una de cada lado de su rodilla. Cada una de estas piezas se llama “menisco”. Estos dos meniscos gomosos actúan como absorbentes de los golpes entre su fémur y su tibia. Un tipo diferente de cartílago que corona la tibia y el fémur también ayuda a que sus huesos se muevan sin problemas. Estos dos meniscos ayudan a proteger los extremos de su fémur y tibia a medida que se mueven juntos.

A veces, una lesión por retorcimiento puede dañar gravemente su menisco. Si el daño es lo suficientemente grave, su cirujano puede necesitar quitar su menisco. Sin esta almohadilla del menisco, los extremos de su tibia y su fémur pueden comenzar a rozar entre sí de modo anormal. Con el tiempo, esto puede causar dolor de rodilla persistente. Finalmente, puede causar artritis. La “tapa” de su cartílago se degrada y los huesos que están abajo comienzan a rozarse.

Si está considerando un reemplazo de la articulación, la cirugía de trasplante de menisco ofrece otra opción para usted. Su cirujano hace una incisión muy pequeña en su rodilla. Luego usa instrumentos especiales y cámaras para entrar en el espacio articular que está entre su fémur y su tibia. Después su cirujano cose con técnicas de cirugía el menisco donado y lo coloca en su espacio articular.

¿Por qué podría necesitar una cirugía de trasplante de menisco?

La cirugía de trasplante de menisco podría tener sentido para usted si su menisco se extrajo en una operación anterior. (Esto probablemente ocurrió si el daño a su menisco fue tan importante que el cirujano no pudo repararlo en esa cirugía anterior). Sin un menisco, usted podría comenzar a tener gradualmente dolor de rodilla y artritis en su articulación. Reemplazar su menisco puede ofrecer un alivio importante del dolor. También puede ayudar a prevenir la artritis en su articulación. Esta se puede presentar cuando su cartílago se desgasta y se pone áspero. Esta cirugía es menos invasiva que la de reemplazo de rodilla.

La cirugía de trasplante de menisco podría no ser razonable para usted aun si le han extraído su menisco. Si usted ya tiene artritis en su rodilla, el procedimiento podría no ayudar porque es posible que usted ya tenga demasiado daño en su cartílago y hueso. Otro procedimiento, como el reemplazo de rodilla, podría ser más efectivo.

Usted podría ser un buen candidato para una cirugía de trasplante de menisco si cumple con las siguientes condiciones:

  • Tiene menos de 55 años de edad.

  • Le falta más de la mitad de su menisco, o tiene un desgarro grande en el menisco que no se puede reparar.

  • Tiene un dolor importante o persistente cuando realiza actividades, o su rodilla está inestable.

  • Tiene muy poca artritis o nada de artritis.

  • Tiene una rodilla con un alineamiento normal y ligamentos estables.

  • No es obeso.

¿Cuáles son los riesgos de una cirugía de trasplante de menisco?

La mayoría de las personas se hacen la operación de trasplante de menisco sin presentar ningún problema. Aunque es infrecuente, puede haber complicaciones como:

  • Rigidez de la articulación después de la cirugía (más común)

  • Curación incompleta (lo que podría requerir otra cirugía)

  • Sangrado excesivo

  • Infección

  • Daño a los nervios cercanos

  • Complicaciones de la anestesia

  • Infección proveniente del tejido donado (extremamente infrecuente)

Sus propios riesgos pueden depender de su edad, sus otras afecciones y de la anatomía específica de su rodilla. Hable con su cirujano sobre sus preocupaciones, incluso sobre los riesgos más probables en su caso.

¿Cómo me preparo para un trasplante de menisco?

Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo prepararse para su cirugía de trasplante de menisco. Pregunte si usted debería dejar de tomar algún medicamento con anticipación, por ejemplo, anticoagulantes. Avise a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que toma, incluso los de venta libre como la aspirina. Usted necesitará evitar los alimentos y las bebidas a partir de la medianoche anterior a su procedimiento.

Antes de su operación, es posible que necesite más exámenes de imágenes, como radiografías o un estudio de imágenes por resonancia magnética (IRM).

Es posible que necesite reorganizar su vida para el período de recuperación, porque necesitará usar muletas durante varias semanas.

Tal vez usted pueda regresar a su casa el día de su cirugía. También es posible que necesite permanecer en el hospital por uno o dos días. Hable con su proveedor de atención médica con anticipación para poder hacer los preparativos necesarios para su período de recuperación.

Antes de su cirugía, un proveedor de atención médica analizará el menisco donado para detectar cualquier signo de infección.

¿Qué sucede durante una cirugía de trasplante de menisco?

Su proveedor de atención médica puede ayudar explicando los detalles de su cirugía en particular. Un cirujano ortopedista y un equipo de enfermeros especializados realizarán la cirugía. Toda la operación puede llevar un par de horas. En general, usted puede esperar lo siguiente:

  • Un médico (anestesiólogo) le dará un medicamento para dormir para que usted esté dormido durante toda la operación y no sienta dolor ni incomodidad durante la cirugía. (Es posible que le den anestesia local y un medicamento para ayudarle a relajarse).

  • Durante la operación, se vigilarán sus signos vitales, como su frecuencia cardíaca y presión arterial. Es posible que durante la operación le introduzcan un tubo que baja por su garganta para ayudarle a respirar.

  • Luego de limpiar la zona afectada, su cirujano hará una incisión pequeña a través de la piel y el músculo de su rodilla.

  • Su médico insertará una cámara muy pequeña a través de esta incisión y la usará para guiar la cirugía.

  • Usando instrumentos muy pequeños insertados a través de la incisión, su cirujano extraerá cualquier trozo de menisco restante.

  • Después su cirujano coserá con técnicas de cirugía el menisco donado dentro del espacio articular. El equipo podría usar tornillos u otros dispositivos para sostener en menisco en su lugar.

  • Si es necesario, su cirujano hará otras reparaciones.

  • El equipo de cirugía cerrará las capas de piel y músculo alrededor de su rodilla.

¿Qué sucede después de una cirugía de trasplante de menisco?

Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que puede suceder después de su cirugía. En algunos casos, probablemente usted pueda irse a su casa algunas horas después de la cirugía. (Si es así, asegúrese de que alguien pueda llevarlo en automóvil hasta su casa). En otros casos, es posible que usted necesite pasar la noche en el hospital para que lo vigilen.

Es posible que sienta algo de dolor justo después de su cirugía, pero puede tomar calmantes para aliviarlo. El dolor debería comenzar a disminuir rápidamente, y usted debería sentir menos dolor que antes de su cirugía.

Después de su cirugía, probablemente necesitará usar una rodillera por algunas semanas. Usted también podría necesitar usar muletas durante este tiempo. Su proveedor de atención médica le dará instrucciones sobre cómo mover su rodilla mientras se recupera. Usted podría necesitar fisioterapia por unos meses para ayudar a mantener su fuerza y rango de movimiento. Es posible que pasen varios meses antes de que pueda retomar todas sus actividades anteriores.

Es posible que su incisión supure algo de líquido, lo que es normal. Avise enseguida a su proveedor de atención médica si nota un aumento del enrojecimiento, de la hinchazón o de la supuración de su incisión, o si tiene fiebre alta o dolor intenso.

Asegúrese de asistir a todas sus citas de control para que su proveedor de atención médica pueda vigilar su progreso. Seguir todas las instrucciones de su proveedor de atención médica puede aumentar sus probabilidades de obtener un resultado positivo.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.

  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.

  • Qué resultados esperar y qué significan.

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.

  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.

  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.

  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.

  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.

  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.

  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.

  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Revisor médico: Joseph, Thomas N., MD
Revisor médico: Moloney, Amanda Jane (Johns), PA-C, MPAS, BBA
Última revisión: 4/1/2019
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.