Desórdenes de la transpiración

Las glándulas sudoríparas debajo de la piel producen sudor que permite la refrigeración corporal. La transpiración se incrementa cuando aumenta la temperatura, el estrés o el nerviosismo. El sudor está compuesto de agua, sal y otras sustancias químicas producidas o secretadas por el cuerpo.

Los desórdenes severos de la transpiración requieren cuidados clínicos de un médico o de otro profesional de la salud. A continuación, enumeramos algunos de ellos y presentamos una descripción breve de cada uno.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.