La miastenia grave y el embarazo

¿Qué es la miastenia grave?

Es un trastorno autoinmune complejo. Provoca que los anticuerpos destruyan las conexiones entre los músculos y los nervios. Esto provoca debilidad muscular y cansancio.

Solo unas 20 de cada 100,000 personas tienen este trastorno. En los jóvenes, la miastenia grave se da más en las mujeres que en los hombres. Algunas personas solo tienen debilidad en los músculos del ojo. Otras en la cara, los brazos y las piernas.

Puede ser motivo de especial preocupación durante el embarazo. Algunas mujeres con la enfermedad tienen problemas respiratorios (crisis miasténica) durante el embarazo. Para otras mujeres, la enfermedad puede entrar en una etapa de remisión. Esto es cuando algunos o todos los síntomas desaparecen. El embarazo no parece empeorar la enfermedad.

¿Cuáles son las causas de la miastenia grave?

Es un trastorno autoinmune. Es decir, el cuerpo genera anticuerpos que atacan a sus propios tejidos. Las personas tienen miastenia grave cuando el sistema inmunitario de su cuerpo ataca las conexiones de los nervios y las células musculares. No está claro por qué algunas personas tienen trastornos autoinmunes. Es probable que sea una mezcla de los genes, los factores del entorno y las alergias.

¿Cuáles son los síntomas de la miastenia grave?

El síntoma principal es la debilidad muscular. Los músculos se debilitan con la actividad y mejoran con el reposo. Los músculos afectados suelen ser los de los ojos, la cara, la mandíbula, el cuello, los brazos y las piernas, así como los músculos utilizados para respirar. La gente también tiene mucho cansancio. Las mujeres embarazadas con miastenia grave suelen tener más debilidad y estar más cansadas. Esto se debe al peso y al esfuerzo añadidos del embarazo. Algunas mujeres que se sienten muy débiles y cansadas pueden sufrir una crisis miasténica. Sus músculos respiratorios no pueden funcionar con normalidad, y tienen insuficiencia respiratoria. El principal síntoma de la crisis miasténica son más problemas para respirar. Es más probable que tenga una crisis miasténica cuando esté en trabajo de parto.

¿Cómo se diagnostica la miastenia grave?

El diagnóstico comienza con una revisión de sus antecedentes médicos y una exploración física, que incluye un examen del sistema nervioso. El proveedor de atención médica diagnosticará miastenia grave mediante pruebas de fuerza muscular y de funcionamiento de los nervios.

Estas pruebas incluyen lo siguiente:

  • Pruebas de determinados anticuerpos

  • Pruebas de conducción nerviosa 

  • Electromiografía (EMG) para comprobar las conexiones entre los nervios y los músculos

Puede necesitar otras pruebas para descartar otras afecciones con síntomas similares.

¿Cómo se trata la miastenia grave?

El tratamiento dependerá de la gravedad de sus síntomas. Puede incluir el uso de esteroides y medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.

Si está embarazada y tiene miastenia grave, necesitará un control cuidadoso. Es posible que deba visitar al proveedor de atención médica más seguido.

Quizás deba hacer lo siguiente:

  • Cambiar el tipo de medicamento que toma y la cantidad que toma

  • Evitar el estrés emocional y físico

  • Revisar si tiene signos de crisis miasténica

También es posible que tenga lo siguiente:

  • Ecografía. Esta prueba de diagnóstico por imagen utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y un ordenador para crear imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos. El proveedor de atención médica utiliza la ecografía para observar los órganos y el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos, y para observar el crecimiento de su bebé en desarrollo.

  • Monitoreo fetal. Se hace para buscar signos de debilidad muscular que puedan mostrar que el bebé tiene miastenia grave.

  • Otras pruebas fetales. Esto incluye el uso de estudios Doppler para observar el flujo sanguíneo en el útero y el cordón umbilical. El proveedor también vigilará los signos de preeclampsia y los problemas de crecimiento del feto.

Puede aumentar sus probabilidades de tener un embarazo saludable si recibe atención prenatal temprana y colabora con sus proveedores de atención médica para controlar su enfermedad.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la miastenia grave?

La crisis miasténica y la insuficiencia respiratoria son las principales complicaciones de la miastenia grave, incluso cuando no se está embarazada.

Pero cuando la persona está embarazada, hay otras preocupaciones. Las siguientes complicaciones del embarazo pueden ser más probables cuando se padece miastenia grave:

  • Trabajo de parto prematuro. Es el parto que se produce antes de las 37 semanas de gestación. Puede estar causado por algunos medicamentos utilizados para tratar la miastenia grave.

  • Parto difícil. La miastenia grave no afecta los músculos del útero. Pero sí puede afectar los músculos empleados para pujar. Esto puede hacer que sea más probable tener el parto con fórceps o por ventosa.

  • Bebé nacido con miastenia grave. Entre 3 de cada 25 y 2 de cada 5 bebés nacidos de mujeres con miastenia grave pueden tener la forma infantil del trastorno (miastenia grave neonatal). Se produce cuando los anticuerpos habituales en la miastenia grave atraviesan la placenta y llegan al bebé. Estos bebés pueden ser débiles, con poca succión, y pueden tener problemas respiratorios. Esta afección suele ser de corta duración (temporal), ya que solo dura unas pocas semanas.

Las mujeres con miastenia grave no deben utilizar el medicamento sulfato de magnesio. Se utiliza habitualmente para tratar la presión arterial alta y el parto prematuro. Este medicamento bloquea las conexiones entre los nervios y los músculos y puede empeorar la debilidad muscular.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica si tiene un cambio en sus síntomas habituales o si la debilidad y el cansancio empeoran. Si empieza a tener problemas respiratorios, podría ser el comienzo de una crisis miasténica. Busque atención médica de inmediato.

Información importante sobre la miastenia grave

  • Es un trastorno autoinmune complejo. Provoca que los anticuerpos destruyan las conexiones entre los músculos y los nervios. Esto provoca debilidad muscular y cansancio.

  • Esta afección puede ser motivo de especial preocupación durante el embarazo. Podría provocar que sea más probable tener complicaciones.

  • Si tiene miastenia grave cuando está embarazada, tendrá que ser controlada cuidadosamente.

  • Puede aumentar sus probabilidades de tener un embarazo saludable si recibe atención prenatal temprana y colabora con sus proveedores de atención médica para controlar su enfermedad.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Irina Burd MD PhD
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.